CulturaEspaña

18 años subvencionando el porno en catalán.

Comparte.

¿En esto se gastan el dinero? Hace 18 años la Generalitat de Catalunya otorgó la primera subvención a una película porno rodada en catalán. Desde entonces no son pocos los productores y directores de este sector audiovisual que reclaman su derecho a cobrar subvenciones. Conozcamos este y otros despropósitos culturales de los gobiernos independentistas de Cataluña.

La película “La mar no es blau”, del director de porno catalán Conrad Son recibió una subvención de 10.000 € para su doblaje al catalán en el año 2006. La cuantía de la ayuda no fue cuantiosa, pero supuso un punto de inflexión en la financiación pública de este tipo de cine.

Eran los años del tripartito. Carod Rovira, ex-secretario general de E.R.C. era vicepresidente del gobierno catalán. El conseller de cultura, también de Esquerra, Josep Bargalló decidió apoyar la película del simpatizante de su partido, Conrad Son, aludiendo a que la Generalitat no iba a excluir películas en función de su temática. Lo importante era la promoción del catalán.

Las películas porno no se caracterizan por sus diálogos elaborados. Más aún, un video pornográfico se ve en cualquier parte del mundo con independencia de la lengua en la que haya sido gravado. Barcelona es el epicentro de la industria del porno a nivel español. El 80% de las producciones de este género se distribuyen desde Cataluña. Hasta la empresa norteamericana “Penthouse” tiene su sede para la península ibérica en Sant Cugat del Vallés. El evento más importante de la industria del porno en nuestro país es el Salón Erótico de Barcelona, que se celebra cada año en La Farga de L´Hospitalet.  


Historias eróticas para escuchar.

Sucedío en el hospital. Tres mujeres que despliegan sus encantos para seducir al doctor de la planta.

Escuchalo Aquí.

Un detalle para nuestros lectores.


Visto este panorama, a las organizaciones independentistas no les viene mal el apoyo de este sector, y a algunos distribuidores de porno, aunque no lo necesitan, tampoco hacen ascos a las ayudas públicas.

Entre el 30 de marzo y el 1 de abril del 2007 se reunieron en Manresa un grupo de productores de porno catalanes para reivindicar su derecho a recibir subvenciones. “Si la Generalitat nos apoya podremos mejorar la calidad del porno catalán”- afirmó Max Cortés, director del evento. – “La idea es presionar para que se reconozca este sector como una parte importante de la cultura catalana”.  

Tres años después, un grupo de jóvenes emprendedores de Sabadell abrieron el primer portal de porno exclusivamente en catalán: pornocatala.cat. Apostaban por la exhibición de porno casero basado en escenas de la vida cotidiana. “No puede ser que en un sector tan popular como el porno no esté presente nuestra lengua”- comenta Félix Colomer, portavoz del proyecto, al periódico La Vanguardia.

La página web, a día de hoy, se financia a través de publicidad y de campañas  micro-mecenazgo por parte de sus seguidores, pero no niegan que solicitan subvenciones a la Generalitat como difusores de la lengua catalana.

Sosteniendo un periódico ruinoso.

El periódico catalán “Avui” se fusionó con el comarcal de Girona “El Punt” en 31 de julio del 2011. A pesar de la expectación que el rotativo suscitó en sus orígenes en 1976, siendo el primer periódico editado en catalán desde la Segunda República, lo cierto es que nunca tuvo mucha repercusión en el mercado. Con una tirada regular de 26.000 ejemplares, era un medio insignificante en comparación con los 295.000 lectores de La Vanguardia y el Periódico, los dos periódicos más leídos en Cataluña.   

Han sido varias las épocas en las que “Avui” se ha encontrado en bancarrota. Sin embargo, nunca cerró. Sobre todo por la  cantidad de recursos públicos que invirtieron en él los gobiernos de Jordi Pujol.

La fusión con el rotativo gerundense le salva del cierre definitivo. Sin embargo, su financiación no está exenta de sospechas. En el año 2015, el gobierno de Puigdemont le otorga una ayuda pública un 20% superior a la concedida a la cadena de televisión TV3, la televisión pública catalana. Coincide con que en aquella época, la mujer de Puigdemont trabajaba en la redacción de “El Punt Avui”.

La dotación de fondos públicos al rotativo es desproporcionada en relación a su base de lectores.  Si no llega a ser por las ayudas de la Generalitat, hace años que tanto “El Punt Avui”, como antes “Avui” hubieran cerrado.


Más historias para escuchar.

Tórridas aventuras secretas de mujeres y hombres casados.

Cuando el placer se esconde detrás de las apariencias.

Tómate un respiro y relajate con estas historias apasionantes. Escuchalas Aquí.


De cantautor antifascista a Vedet de Ferias y Fiestas.

En el año 2015, el cantautor Lluis Llach se presentó a las elecciones al Parlament por Junts, en la lista encabezadapor Artur Mas. Tras aquellas elecciones, la C.U.P. condiciona su apoyo a Junts a cambio de que Artur Mas no sea el presidente de la Generalitat. En ese momento, Mas nombra como su sucesor a Carles Puigdemont, alcalde de Girona. Después de la declaración unilateral de independencia, Puigdemont huye a Bruselas y la presidencia la toma Quim Torra, con una marcada línea  xenófoba y excluyente.

Para este 2024, Lluis Llach ha anunciado por Twitter su decisión de presentarse a la dirección de A.N.C. (la Asamblea Nacional Catalana). “Es necesario seguir la lucha en los tiempos inciertos que vendrán” – señala en Redes Sociales el cantautor, crítico con las negociaciones entre los independentistas y el PSOE.


Escuelas barracones en Cataluña

Sucede en Cataluña.

93.000 alumnos de primaria y secundaria estudian en centros educativos formados por casetas de obra o contenedores marítimos reutilizados.

Leer más.


Lluis Llach fue famoso durante la transición por sus canciones antifranquistas de corte revolucionario. Canciones que alentaba a la unión del pueblo contra el fascismo, como “L´estaca”, o que defendían ir más allá de la ruptura pactada que fue el régimen del 78, como “La Gallineta”.  Entonces, ¿qué hace un cantautor que se dice revolucionario de la mano de la burguesía catalana más rancia? Los Pujol, los Mas, los Torra y los Puigdemont.

La explicación hay que encontrarla en los últimos 15 años de carrera de Lluis Llach, antes de su retirada definitiva en el 2009. Salvo eventos muy concretos, el grueso principal de sus actuaciones era cerrar las fiestas patronales de pueblos de la Cataluña profunda.

Un cartel que se repetía una y otra vez en municipios como Vic, Berga o Ripoll. Un día tocaba el grupo “Els Pets” y para cerrar las fiestas tocaba Lluis Llach.

El sistema clientelar que se ve en la cultura no es más que una muestra de la dinámica que se respira en otros aspectos de la sociedad y la economía catalana. Se calcula que más de 200 empresas viven exclusivamente de los fondos de la Generalitat. Ante esta situación, para aumentar beneficios, la única alternativa es la independencia.     


Comparte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *