Noticias de sucesos y mucho más.

Expediente Abierto
España

El “alcantarillazo”, la nueva modalidad de robo al sur de Madrid.

Comparte.

Tres jóvenes fueron interceptados por la policía nacional de Alcorcón tras haber efectuado un robo en una tienda de informática en Móstoles por el método del “Alcantarillazo”.

web

Los sospechosos fueron detenidos por la policía cuando entraban en Alcorcón en un coche a gran velocidad a las tres de la madrugada. Tras darles el alto, los agentes se percataron que dos de los ocupantes del vehículo presentaban heridas en las manos producidas recientemente. Ante las preguntas de la policía, los jóvenes no negaron que provenían de Móstoles,  pero indicaron que venían de ver a unos amigos.

Era un día entre diario. La coartada podía ser factible, pero determinadas circunstancias despertaron las sospechas de los agentes. Tras obligarles a abrir el maletero, observaron que contenía varios equipos informáticos nuevos. La rápida comunicación con la comisaría de la policía nacional en Móstoles, relacionó a los jóvenes con el robo de una tienda de informática cometido unos minutos antes.

Tras varias investigaciones, se descubrió que los ocupantes del vehículo pertenecían a un grupo criminal involucrado al menos en el robo con fuerza de 5 establecimientos comerciales, repartidos entre las localidades de Móstoles y Alcorcón. Cometidos todos por el procedimiento del “alcantarillazo.”

diseño web

¿Qué es el alcantarillazo?

El alcantarillazo es un método de robo de locales comerciales que se ha hecho popular entre los delincuentes en las ciudades del sur de Madrid. Consiste en coger la tapa de una alcantarilla cercana al establecimiento y reventar con ella la luna del escaparate o de la puerta principal. De esta forma, el ladrón accede al interior del establecimiento y en cuestión de segundos se hace con su botín.

Es un sistema bastante cómodo. Los ladrones no necesitan llevar ninguna herramienta para forzar las cerraduras. Los robos se producen en plena noche, en calles comerciales de barrios alejados del centro, que no cuentan con una vigilancia policial suficiente. No son locales elegidos al azar. Por su rapidez se presupone que el ladrón conoce mínimamente las instalaciones y sabe donde se encuentra el dinero o los bienes que quiere sustraer.

Las víctimas son elegidas en función de la desprotección de la zona y de la facilidad de acceso al interior del establecimiento, por lo que la inmensa mayoría de los robos se perpetran en pequeños comercios situados en barrios obreros.

web

Un problema que preocupa a los comerciantes.

El “Alcantarillazo” saltó a los medios de comunicación cuando los barrios de Leganés del Carrascal y Zarzaquemada sufrieron una oleada de robos cometidos por este sistema durante los tres primeros meses de este año.

Un bar regentado por un ciudadano asiático llegó a sufrir hasta tres robos de características similares en menos de 6 meses. En este caso, los ladrones se cebaron con la caja de las máquinas tragaperras. Llegando a sustraer varios miles de euros en cada operación.

El 6 de marzo, la policía detuvo a 6 ladrones pillados infraganti mientras cometían un robo en un restaurante de Leganés. La operación criminal que se suele cometer en menos de dos minutos, en este caso se retrasó al quedar atrapado uno de los ladrones en el interior del local. Para poder sacarlo, la policía nacional tuvo que hacer uso de un gato elevador.

Se pensaba que este era  un modus operandi propio de Leganés; sin embargo, pronto se extendió a Getafe, Móstoles, Alcorcón, Coslada, etc. También parecía que este tipo de robos afectaba a los pequeños empresarios de hostelería, pero se ha extendido a otro tipo de comercios que venden material informático o de fotografía. Artículos, que una vez sustraídos, se pueden vender rápidamente.

A parte del ingenio de los ladrones, el “alcantarillazo” pone en evidencia que todos los negocios no están protegidos por igual. No es lo mismo tener una tienda en el barrio de Salamanca que un bar en el Parque Sur de Leganés.


Comparte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *