11 Toneladas de coca incautadas en Galicia y Valencia.


11 toneladas de coca en Galicia y Valencia.
0
Categorías: España
Etiquetas:
Comparte.

El alijo del siglo.

Los narcos gallegos continúan a la cabeza de la entrada de coca en nuestro país. El 12 de diciembre, la Policía Nacional hizo pública la incautación de 7,5 toneladas de cocaína en Vigo y 3,5 en el puerto de Valencia en dos operaciones policiales simultáneas.  La policía establece como nexo de unión a la mafia albanesa. Se trata de la confiscación de cocaína más grande jamás efectuada en Galicia, uno de los puntos habituales de entrada de la droga en España. Parece impensable que tal cantidad de cocaína haya entrado por las rías gallegas sin la colaboración activa del narcotráfico gallego.

Los fardos de droga encontrados en Vigo se hallaban escondidos entre lomos de atún congelado, dentro de una remesa de importación-exportación de pescado. Mientras que en Valencia, se ocultaban en un doble fondo de contenedores marítimos que llevaban abandonados casi 30 días en el puerto.

Las pesquisas policiales indican que la droga gallega llegó a nuestro país procedente de Colombia y Ecuador hasta Algeciras. Desde allí se trasladó a Vigo. No es la primera vez que los narcotraficantes gallegos operan en las aguas del estrecho. El conocido narcotraficante de Cambados (Pontevedra) Sito Miñanco fue detenido en Algeciras en el 2018 acusado de dirigir una trama de transporte de cocaína que operaba en el estrecho y llevaba la droga hasta Italia, Albania y Países Bajos.

En las dos operaciones recientes de la policía se han detenido en torno a 35 personas entre Galicia, Valencia y Madrid. El volumen de droga hace pensar que hay muchas más implicadas.

La mafia albanesa, los amos de la coca.

En los últimos años, las bandas albanesas han monopolizado la distribución de la cocaína en Europa, desplazando a otros colectivos como los narcotraficantes colombianos y mejicanos.

Tienen un organigrama completamente diferente a las bandas criminales que conocemos. No tienen una estructura jerárquica con un líder a la cabeza, como sucedía con el Cartel de Medellín cuando vivía Pablo Escobar. Son grupos de delincuentes que se asocian de igual a igual, configurando auténticas cooperativas del crimen, lo que hace complicado descabezarlas.

Los Albaneses se encargan de comprar directamente la droga en sus puntos de origen, dirigen el transporte y se reparten la distribución en función de los recursos invertidos por cada grupo en la operación.

Estos grupos se asocian en operaciones concretas invirtiendo todos ellos capital y recursos para llevarlas adelante.

Dentro de la denominación de Mafia Albanesa se incluyen a bandas organizadas que operan desde Albania, Macedonia, Kosovo y otros puntos de los Balcanes. Su origen se sitúa en las guerras de Yugoslavia, donde grupos militares aprovechaban el caos de la guerra para favorecer la entrada de heroína en Europa.

Un punto controvertido era la conexión del Ejército de Liberación de Kosovo (E.L.K.) con el Pentágono estadounidense. Es conocida la financiación norteamericana a este grupo terrorista. El senador demócrata Joe Lieberman llegó a declarar: “Los Estados Unidos de Norteamérica y el Ejército de Liberación de Kosovo comparten los mismos principios: la defensa de los derechos humanos y los valores estadounidenses.”

Un estudio publicado por la Universidad Militar de Nueva Granada, en Bogotá (Colombia) señala la influencia que tuvo el E.L.K. en el surgimiento de las mafias albanesas.

Feijóo junto al narco de la coca Marcial Dorado.
Conocida foto de archivo del presidente del P.P Alberto Núñez Feijóo y el narcotraficante Marcial Dorado.

La relativa inmunidad de los narcos gallegos.

En la década de los 70, grupos de contrabandistas de las rías gallegas se encargaban de introducir en España tabaco de forma ilegal proveniente de Portugal. En la década siguiente estos clanes adaptan su infraestructura para operar con hachís, heroína y cocaína. El capital y la notoriedad social de las familias que dirigían estos grupos aumentó considerablemente. Es cuando aparecen personajes como los Charlines, Sito Miñanco, Marcial Dorado o Laureano Oubiña. Una época descrita en la novela “Fariña”.

 La “Operación Nécora” dirigida por el juez Garzón y rematada con el juicio iniciado en 1990 contra 49 imputados, entre los que se encontraban los principales responsables de los clanes, ha sido la operación antidroga más importante efectuada en España. Sin embargo, visto a día de hoy, tuvo un impacto más mediático que real.

Actualmente, los narcos gallegos siguen operando, como pone de manifiesto la detención de varios submarinos cargados de cocaína en la ría de Arousa.

El modus operandi de los narcos gallegos ha cambiado en las últimas décadas. Ya no son personajes populares como en su momento fue Sito Miñanco, que hacía donaciones al Club Deportivo Cambados o participaba en la procesión marítima de La Virgen del Carmén. Los actuales narcos mantienen un perfil bajo. No hace ostentación de sus riquezas y suelen estar al frente de empresas, principalmente de transporte o de inversiones inmobiliarias, completamente legalizadas.

Actúan fundamentalmente como intermediarios. Encargándose de la logística y de una parte del transporte de la droga, no así de la distribución, que la dejan en manos de grupos más poderosos. Aún así, reciben cuantiosos beneficios por sus servicios.

Para una parte de la sociedad gallega y de las autoridades locales y regionales no son vistos como criminales, sino como prósperos empresarios que generan riqueza para la comunidad. Es conocida la relación que mantienen algunos de ellos con políticos de talla nacional, apareciendo, incluso en amistosas fotografías con ellos.

Desmontar el narcotráfico gallego es una de las tareas pendientes de la lucha contra la droga en nuestro país. Un tema de cierta profundidad que prometemos abordar en próximos artículos.

Colombiana en el aeropuerto

Otras noticias.

Detenidas dos mujeres por intentar introducir cocaína en España escondida en su cabello.

Los carteles colombianos se aprovechan de la necesidad de algunas mujeres para utilizarlas como mulas.

Una crónica de Dilis Salazar desde Colombia,

Necesitamos un plan nacional anti-droga.

Según Antonio Martínez Duarte, jefe de la UDYCO central, Unidad de Droga y Crimen Organizado de la policía judicial, el volumen de la cantidad de droga incautada desvela la fuerza que tiene en estos momentos el tráfico de drogas.

No son pocas las voces dentro de la policía que reclaman un Plan Nacional Anti-Droga. España es uno de los puntos principales de entrada y consumo de cocaína de Europa.

El Departamento de Drogas y Delitos de la O.N.U. señala a España como el cuarto país del mundo en consumo de cocaína, solo por detrás de EEUU, Albania y Reino Unido.

La ubicación estratégica de nuestro país, situada en el extremo suroeste de Europa, próxima a África y limítrofe con el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo, así como la infraestructura criminal creada durante más de 50 años para la entrada de sustancias ilegales, convierten a nuestro país en uno de los puntos principales de entrada de coca y hachís en Europa.     


Comparte.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/Expediente Abierto 2023/ Gracias por apoyar un periodismo diferente.