Noticias de sucesos y mucho más.

Expediente Abierto
Colombia

Niños para la guerra

Comparte.

El reclutamiento de menores para bandas armadas sigue siendo una realidad en Colombia.

Colaboración Colombia. Dilis Salazar.

Cuando pensamos en un niño, seguramente nos viene a la mente los juegos, las muñecas, o los carritos que podamos obsequiarles. Pero esta no es la realidad de todos los que habitan en las zonas más vulnerables de Colombia. Sigue habiendo niños para la guerra.

Hostinguer

El reclutamiento forzado en niños menores de 18 años es una realidad visible en el conflicto armado del país. Cada vez más son los pequeños quienes quedan expuestos a una guerra sin precedentes.

Según el último informe dado a conocer por la ONU a finales del 2022, unos 600 niños eran reclutados por bandas armadas, luego de tres años después en que se hubiera firmado el acuerdo de paz.

Su estilo de vida cambia, han dejado los balones, las muñecas, o la vida común, para entrenarse como soldados preparados para matar, extorsionar, o simplemente defender a delincuentes que forman parte de los grupos armados.

Almudena Grandes.

Artículo.

Almudena Grandes y la memoria histórica.

La escritora dedicó sus últimas 5 novelas a relatar los aspectos menos evidentes de la represión franquista. Hoy TVE pone de actualidad la saga con la emisión de la serie “Los pacientes del doctor García”, su penúltima novela publicada.

Leer más.

Entrenados para matar

Desde los 10 años, los niños reclutados por la FARC o por el E.L.N., son entrenados con fusiles para matar.

Los campamentos de las bandas irregulares capacitan a los pequeños en combates para el conflicto. Son usados para fabricar y transportar explosivos. Están siempre en la primera línea de combate y pueden llegar hasta hacer labores de inteligencia, todo dependiendo de la capacidad que tengan.

En el caso de las jovencitas, muchas de estas son usadas con fines sexuales, a las cuales se les planifica aborto planificado, en caso de que queden embarazadas.

Enseñar español

A esto le sumamos la violencia psicológica que deben enfrentar, atormentados por eventos traumáticos a los que se exponen continuamente. Presenciando horrores en los que son víctimas, o les toca accionar.

Los pequeños son expuestos a un ambiente de deshumanización y sadismo, donde son tratados como mayores de edad. Donde su vestimenta y botas terminan siendo más caras, que la forma en cómo se alimentan.

Los pequeños quedan expuestos a exigencias de logística. Deben adaptarse a fácil adoctrinamiento, siendo siempre obedientes, maleables y dóciles.

La Madre de Frankenstein

Para nuestros lectores.

Escucha gratis en Audible el audiolibro de la última novela de Almudena Grandes. “La madre de Frankenstein”.

Más información.

Las prácticas de reclutamiento de niños para la guerra.

Las prácticas de reclutamiento en niños menores de 18 años pueden variar depende de las características sociales de la zona; pero el fin siempre será el mismo y es el crecimiento de la organización sobre los ejes territoriales.

En los últimos informes se ha dado conocer que las zonas más vulnerables, son aquellas comunidades indígenas.

Amenazas.

Una de las primeras modalidades es la que se hace mediante amenaza, es una de las mayores influencias, donde se busca intimidar a familias, y se hace el secuestro de menores, llevándoles a las zonas de campamentos, donde son alistados.

Mediante todo este proceso, se les amenaza que cualquier conducta fuera del régimen del campamento, les llevará a tener represalias contra sus familiares.

Enseñar español

Dinero

La segunda modalidad es a través del ofrecimiento de dinero, donde se estimula, por medio de bonos económicos, a los pequeños o familias que habitan principalmente en zonas campesinas.

Ahora bien, la modalidad del pago no resulta, es decir, son reclutados bajo una promesa que nunca se cumple; al igual que tampoco tienen el tiempo libre para visitar a sus familiares, como les prometen en el primer contacto.

Otra modalidad para reclutar a infantes, es como una cuota de guerra familiar, esta consiste en que un núcleo familiar dentro de una comunidad, debe entregar a la guerrilla, bajo amenaza, a uno de sus hijos.

En el caso de las jovencitas, se aplica en muchos casos el reclutamiento por enamoramiento, el cual busca acercarse a través de atributos físicos para convencerlos en formar parte de los grupos armados.

Todo esto es formado por los grupos armados quienes buscan reclutar a pequeños a la guerra.

En muchas ocasiones, las zonas más vulnerables de Colombia quedan expuestas ante estas prácticas, donde pareciera que el camino correcto es muy difícil; por lo que también algunos jóvenes por voluntad propia deciden formar parte de los grupos disidentes.


Comparte.

Un comentario en «Niños para la guerra»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *